Fotolia

Agua de alimentación de la caldera

En las centrales eléctricas se utilizan calderas para generar vapor, que a su vez se emplea para generar electricidad. El agua suministrada a la caldera para generar vapor se denomina agua de alimentación de la caldera. Después de su utilización, el vapor producido en la caldera condensa y regresa a la caldera como condensado recuperado, junto con agua fresca adicional o agua complementaria

Las calderas requieren agua de alta calidad para funcionar de manera eficiente. Si el agua de alimentación contiene impurezas, no será adecuada para su utilización en la caldera. Al transformarse en vapor, los sólidos contenidos en el agua se concentran y forman depósitos en la parte inferior de la caldera, lo cual provoca una disminución de la transferencia de calor y reduce la eficiencia de la caldera. Además, los gases emitidos, como el oxígeno y el dióxido de carbono, reaccionan con el metal y la caldera y provocan corrosión en la caldera. Por lo tanto, para proteger la caldera frente a dicha contaminación, el agua de alimentación de la caldera debe acondicionarse o tratarse adecuadamente.

Filtros BOLLFILTER como protección de la bomba de agua de alimentación de la caldera y de la bomba de circulación de condensado

Además de contar con una dureza y una alcalinidad controladas, el agua de alimentación de la caldera no debe contener sólidos en suspensión, sedimentos ni materia orgánica, para lo cual se utiliza el filtro símplex BOLLFILTER tipo 1.88.2. Este método de filtración captura los sólidos en suspensión, los sedimentos y la materia orgánica, filtrando el agua de alimentación de la caldera y reduciendo así los riesgos de corrosión.

Dado que una obstrucción puede causar el desgaste prematuro de las bombas, el filtro símplex BOLLFILTER tipo 1.88.2 colocado aguas arriba de la bomba de agua de alimentación de la caldera elimina las impurezas de dicho caudal de agua, protegiendo así la bomba.

Tras ser utilizado en la turbina, el vapor se enfría y condensa antes de regresar a la caldera desde el pozo de condensado. Dado que se necesita un gran volumen de agua fría para el proceso de condensación, es habitual que se utilice agua de río. El filtro símplex BOLLFILTER tipo 1.88.2 elimina las impurezas de esta agua para proteger el condensador y los equipos auxiliares, como las bombas de circulación integradas en el proceso de alimentación de la caldera y en el sistema de recuperación del condensado.

Ventajas del filtro símplex BOLLFILTER tipo 1.88.2

  • Aumento de la vida útil de las bombas
  • Mejora considerable del estado general de las calderas
  • Menos costes de mantenimiento
  • Mayor tiempo de servicio gracias a los menores tiempos de parada

You want to find out more?

Thomas Roeckelein Gerente +34/93/634 26 80