Fotolia

Filtración de agua en el proceso de fabricación de nieve

Producción de nieve artificial

La producción de la denominada "nieve artificial" garantiza pendientes de nieve con nieve natural existente insuficiente.

Para la fabricación de la nieve, se bombea el agua a agua presión hacia las pistas de esquí desde lagos, arroyos, estanques o balsas. El agua requerida se filtra con el filtro aquaboll®. De esta manera, el filtro protege los cañones de nieve o bien las lanzas de nieve. El filtro automático BOLLFILTER filtra el agua bombeada y elimina las partículas con un tamaño de hasta 200 µm.

BOLLFILTER para proteger bombas, sistemas UV y boquillas de cañones quitanieves y lanzas quitanieves:

En el núcleo de cada sistema de fabricación de nieve, la estación de bombeo tiene que funcionar siempre y sin importar las condiciones exteriores. De cualquier modo, el suministro de agua debe estar garantizado.

Para un metro cúbico de nieve artificial, se requieren hasta 0,5 metros cúbicos de agua. En función de la estación y las condiciones meteorológicas, a menudo el agua tomada de las balsas de captación está llena de hojas, agujas de abetos y alerces, arena y basura flotante. Esto hace que la tarea de filtración resulte sumamente complicada.

El líder mundial en sistemas de fabricación de nieve confía exclusivamente en los filtros BOLLFILTER. En su estación de bombeo, nuestros filtros automáticos BOLLFILTER son uno de los componentes más importantes en la fabricación de nieve, ya que son los primeros en asegurar el funcionamiento ininterrumpido de las bombas de alta presión, los sistemas de esterilización UV y los cañones de nieve.

Estos elementos están situados lejos de la estación de bombeo, en las pistas de esquí, que reciben un suministro de agua limpia, ya filtrada y a alta presión mediante un sistema de pozos, tuberías y bocas de riego que abarca kilómetros. La nieve se genera en máquinas de fabricación de nieve con un ventilador (los llamados cañones de nieve) o en lanzas de nieve.

Además, los filtros BOLLFILTER protegen del bloqueo las toberas del cañón de nieve y el área del cabezal de las lanzas de nieve. Las toberas de las lanzas de nieve y los cañones con ventilador pueden bloquearse muy rápidamente si no se mantiene el nivel de pureza del agua. Los filtros BOLLFILTER aseguran así con fiabilidad todo el proceso de producción de nieve, desde la extracción del agua desde la balsa de captación, a la fabricación de la nieve en sí, ya en la pista de esquí.

Lanzas de nieve

Las lanzas de nieve se instalan de forma permanente y se operan en pistas empinadas y difíciles de alcanzar.

Además de agua, se suministra a las lanzas aire comprimido desde una estación compresora central. El agua se atomiza según sale por la boquilla de agua. En el agua atomizada se introduce aire. Cuando sale por la boquilla de aire, el aire comprimido se expande y se enfría. Como consecuencia del choque térmico, comienzan a formarse núcleos de hielo, en torno a los cuales crecen cristales de nieve. Las lanzas de nieve tienen una altura aproximada de 10 m, de modo que hay tiempo suficiente para que durante la precipitación desde las boquillas se formen cristales de nieve antes de caer al suelo.

Cañones de nieve

Los cañones de nieve producen más nieve que las lanzas de nieve, son móviles y pueden transportarse mediante helicópteros o máquinas pisanieves al punto de la pista de esquí donde se desee conectarlos.

Los cañones de nieve son máquinas de fabricación de nieve que funcionan con un ventilador y producen el aire comprimido con su propio compresor. Por este motivo requieren un suministro de agua a alta presión desde bocas de riego y también un suministro de electricidad. Dentro de este sistema, el agua y el aire se mezclan en las llamadas boquillas nucleadoras. Cuando la mezcla sale por la boquilla, se expande y se enfría, lo que provoca la formación de núcleos de hielo. En torno a la boquilla nucleadora, el agua se atomiza mediante un anillo de boquillas de agua, lo que permite la formación de cristales de nieve alrededor de los núcleos de hielo. Un ventilador eleva la mezcla, dejando suficiente tiempo para que se formen cristales de nieve y se proyecte la nieve a la ubicación deseada.

Sus Beneficios:

  • Mayor eficiencia y protección de las boquillas de los cañones de nieve
  • Protección de las bombas de alta presión
  • Protección de los sistemas UV
  • Prolongación de la vida útil de los componentes

Referencias

Vídeos del producto

    Descargas

    Concepto de plataforma individual ✓ Coste de funcionamiento mínimo ✓ Elementos filtrantes adaptables ✓ Estructura del cuerpo de varias piezas ▶ BOLLFILTER
    aquaBoll®

    ¿Quisiera contactarnos?

    Formulario de contacto
    Descargas